Se llamaba Expedita.

Ayer Escolar recordaba a Javier Ortiz con motivo del primer aniversario de su muerte, referente del periodismo de izquierdas al que se homenajea hoy en San Sebastián. Yo descubrí su lógica aplastante en la blogocosa bastante tarde, aunque a él ya le había jaleado alguna vez viendo el “Pásalo” de ETB2.
Con esta breve reseña quiero aportar mi granito de arena de Lanzarote, que no de Jamaica, pero también de un sitio que ejerce sobre mí una importante atracción, para sumarlo al homenaje que seguro muchos más ya le han rendido o rendirán estos días, a alguien que tenía por costumbre tener la neurona siempre a punto para engrasar el buen juicio de los demás.

Quería hoy también mostrarles a través de otros y aprovechando el hilo del homenaje a alguien que hace año y medio que ya no está entre la sociedad lanzaroteña. En realidad no creo que estuviera en vida, ya entre nosotros, pues la exclusión hizo de ella pasto de los bárbaros e hizo posible su triste final. Valga esta referencia mediante enlace de una reflexión certera que leí en el agitador y que me heló el alma con su abrumadora razón.
Así podrán hacerse una idea más profunda sobre lo que ocurre en esta hermosa isla, perdida en un mar de corrupción política, empresarial y social.
¿Rodeados? No lo sé…
¿Enfermos? Creo que sí, algunos rozando la muerte cerebral…


Buen fin de semana.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Se llamaba Expedita.

  1. Alf. dijo:

    >Y yo que no estuve nunca en Lanzarote, pero la vi desde lobos y quise ir nadando y alguien prometio llevarme. pero no, no me llevaron nunca.

  2. Fet dijo:

    >A veces desespera comprobar que seguimos estando tan próximos al orangután.Es curioso que quiénes más próximos se hallan al bonobo sean quiénes más vehementemente (toma ya palabra gilipollas del día)niegan tal realidad. Que descendemos -somos- putos monos.

  3. Alf. dijo:

    >¿Cómo puede desesperar a alguien estar próximo al orangutan? Por supuesto que somos orangutanes, sólo ha pasado un segundo desde que dejamos de serlo y no mucho. Vivan los monos!

  4. >¡Pero qué horror! Ni me había enterado 😦

Opiniones relevantes o totalmente intrascendentes. Razón aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s